sábado, 9 de junio de 2012

Críticas - Seven (Se7en)

Lo entendería si fuese el mismísimo Satanás
Seven (Se7en)

Dedicada a mi buen amigo Marcos.
Gracias por esas 1260 visitas!)


Welcome back. Siento la espera, pero, por desgracia, hay cosas más prioritarias que mantener un blog.
Volvemos con una película que muchos habréis visto, y si no, tenéis que verla. Es una película difícil de ver, pero que te recompensa de una manera impresionante.




Aquí la ficha:

TÍTULO ORIGINALSeven (Se7en)
AÑO1995
DURACIÓN 127 min.
PAÍS
DIRECTORDavid Fincher
GUIÓNAndrew Kevin Walker
MÚSICAHoward Shore
FOTOGRAFÍADarius Khondji
REPARTOBrad PittMorgan FreemanGwyneth PaltrowKevin SpaceyJohn C. McGinleyRichard RoundtreeR. Lee ErmeyLeland OrserRichard SchiffJulie AraskogMark Boone Junior,Daniel ZacapaRichard PortnowBob StephensonJohn CassiniLennie LoftinReg E. Cathey
PRODUCTORANew Line Cinema / Arnold Kopelson Production
PREMIOS1995: Nominada al Oscar: Mejor montaje
1995: Nominada Premios BAFTA: Mejor guión original
1995: National Board of Review: Mejor actor de reparto (Kevin Spacey)
1995: Círculo de críticos de nueva York: Mejor actor de reparto (Kevin Spacey)
GÉNEROThrillerIntriga | CrimenPolicíacoAsesinos en seriePelícula de culto

http://www.filmaffinity.com/es/film575149.html


Seven. Siete. ¿Siete qué? Pues siete pecados capitales, siete asesinatos, siete días... y un largo etcétera de sietes simbólicos a los que se hace referencia durante la película.

Candidata a un simple Oscar, y no precisamente de los principales (Montaje). ¿Qué pasó ese año para que éste peliculón no triunfase en la alfombra roja?

En la categoría de mejor película no entiendo nada: "Braveheart", "Apollo XIII", "Babe, el cerdito valiente" (¿?), "El cartero (y Pablo Neruda)" y "Sentido y sensibilidad". No entiendo como no fue nominada en esta categoría. Como curiosidad, podéis ver que ninguna de éstas tiene mejor puntuación en Filmaffinity que Se7en (aunque sé que no es criterio suficiente).

En mejor dirección, más de lo mismo. Sigo pensando que David Fincher cabría perfectamente.

En la categoría de mejor actor principal, Se7en tiene el problema de contar como actores principales a dos piezas fantásticas, lo que hace muy difícil su candidatura, además de que ahí estaba Nicolas Cage con "Leaving las Vegas".

En la categoría de mejor actor secundario (hablo por Kevin Spacey, obviamente), nos encontramos con que el ganador fue... ¡Kevin Spacey! Pero por "Sospechosos habituales", una película que espero no tardar en analizar aquí. Impresionante película, e impresionante Kevin Spacey.




Expliquemos el contenido:

Os planteo una sinopsis:
El teniente Somerset (Morgan Freeman), del departamento de homicidios, ha decidido retirarse del cuerpo. Una semana antes de su jubilación, el joven e impulsivo detective Mills (Brad Pitt) acude para sustituirlo, a la vez que comienzan a darse una serie de atroces asesinatos que parece que responden a un patrón: cada asesinado podría identificarse perfectamente con uno de los siete pecados capitales. La relación de los policías no es precisamente la mejor, mientras se enfrentan al caso más complicado de sus vidas. El asesino es meticuloso y no deja cabos sueltos. La investigación comienza a desmoronarse, cuando, de repente, un hecho provoca un giro inesperado.

Somerset es el maestro, el veterano. Y demuestra quién manda. Mills es el joven impulsivo.
La relación Somerset-Mills es muy tensa y fría desde el principio, pero ambos entienden que, si deben trabajar juntos en el caso, deben aprender a llevarse mejor; y conforme John Doe asesina y asesina, ellos van uniéndose más y más.

Si habéis tenido el gusto de verla, sabréis que se trata de uno de los mejores finales jamás planteados.
Es una obra maestra. Tiene "fallos", como todas, pero es muy, muy buena.




¿Qué objetivos tiene la película? ¿Sobre qué quiere hacernos reflexionar?

Aquí podríamos hacer una lista tremenda de aspectos sobre los que nos hace reflexionar Se7en.
Pero creo que lo más importante se presenta en las impresionantes conversaciones entre Mills, Somerset y John Doe (el señor Kevin Spacey haciendo de asesino). No hay una coma que pueda desperdiciarse en sus diálogos.
En estas conversaciones, hablan sobre el destino, sobre el bien y el mal, sobre la subjetividad del bien y el mal (¿quién dice qué es correcto y qué no?), sobre la misión de cada uno en el mundo, sobre el peligro que conlleva vivir en este mundo, sobre el amor, el matrimonio, los hijos, el trabajo y la vida en general. Cuánto puede cambiar nuestra vida con un simple hecho.

Los diálogos entre Somerset y Mills tampoco tienen desperdicio. En ellos suelen tratar otros temas, como el de la justicia o la investigación policial. Atentos a esta intervención del teniente:
"(Los policías) recogemos las piezas, reunimos todas las pruebas, todas las fotografías, las muestras. Lo ponemos todo por escrito y anotamos la hora en que ocurrieron los hechos. Nada más. Luego, se organiza todo en pilas ordenadas, archivándolas, por si surge la necesidad de utilizarlo ante el tribunal. Es como recoger diamantes en una isla desierta, y guardarlos por si nos rescatan."




Tratemos la forma, cómo nos lo cuentan:

Sobra decir que el guión es bueno, y los diálogos, sobretodo en los que intervienen Mills, Somerset y Doe, son grandiosos.

Es oscura, seria, a veces deprimente. No hay ni pizca de humor, excepto en un par de ocasiones. Las escenas del crimen son repugnantes, no encuentro palabra mejor. Como dice Somerset, y como titulo esta crítica: "Si fuese el mismísimo Satanás, entenderíamos lo que ha hecho. Pero solo es un hombre."

Es cierto que en la película podemos distinguir de forma clara dos partes: la serie de asesinatos y la irrupción del asesino.

La primera parte puede resultar bastante pesada. No está mal llevada, para nada; pero tratándose de siete asesinatos, las dificultades de la investigación, la frustración de los agentes... Cuesta imaginar que pudiese acortarse y no eliminar cuestiones importantes, pero resulta un poco lenta.

La segunda parte es trepidante. Siempre lo he dicho, y siempre lo diré. El señor Kevin Spacey es un genio de la interpretación, y desde el mismo momento en que aparece en pantalla, es el dueño y señor del tiempo, del espacio y de la película. Brillante.




Hay otros aspectos que podemos discutir aquí:

-La ciudad (la fotografía, en general): no he encontrado todavía el nombre de la ciudad, en la película no la nombran, por lo que concluyo que el objetivo era ése: no nombrarla. He encontrado declaraciones de David Fincher (director) y Andrew Kevin Walker (guionista) afirmando que se inspiraron en la ciudad de Nueva York, y querían mostrar una ciudad sucia, oscura, violenta y deprimente. Y vaya si lo consiguen. Es otro de los puntos que, por un lado, la hacen grande, pero por otro, la hacen lenta. Yo personalmente, entre tanto ruido, suciedad y lluvia, odio totalmente esa maldita ciudad.

-La música es adecuada, de Howard Shore. Te mantiene la intriga, el nervio y el argumento. Tampoco es absolutamente brillante, pero en una película como esta, no veo que sea necesario. OK.

Fue la primera (y la mejor) de una serie de películas de asesinos metódicos que llenaron los cines de finales de siglo y principios del otro. Por ahora, no he visto ninguna como ésta, de su estilo.




Hablemos de las interpretaciones:

-Morgan Freeman: Grandioso, como siempre. Me tiene acostumbrado a hacerlo genial siempre. Lo observo actuar con una serenidad y naturalidad envidiables. Fantástico. Te transmite todo lo que ha de transmitir: la frustración, el cansancio de toda una vida, el dolor... Todo.

-Brad Pitt: Dirán lo que quieran. Para mí, uno de los grandes, grandes. Excelente interpretación del joven e  impulsivo Mills. Como única pega, no me convencen los gestos faciales de la escena final.

-Gwyneth Paltrow: Es la dulzura, la bondad y la esperanza  personificadas en la película. No tiene apenas minutos en pantalla, pero está correctísima y aporta todo esto, muy necesario en un ambiente tan oscuro y pesimista.

-Kevin Spacey: Lo siento, pero tengo debilidad por este hombre. Para mí, es el click que le da a la película una velocidad y emoción trepidantes. Todo lo que parecía faltarle a la película se lo da en un segundo con su aparición. Es de los mejores malvados que he visto. Y de los mejores interpretados. Grandísimo.




Grandes escenas:
*Cena en el apartamento de Mills.
*Conversación en el bar de Somerset y Mills. ("El amor requiere esfuerzo, trabajo. La apatía es más sencilla.")
*Conversaciones de John Doe con Mills y Somerset.
*Final apoteósico. ¿Quién tiene el control?




Algunas curiosidades:

*John Doe (nombre del asesino) es la denominación, en inglés, para referirse a alguien indeterminado, un sin nombre.
*Como hemos dicho, la ciudad es también sin nombre.
*En los últimos dos asesinatos, la víctima no es el pecador.
*New Line Cinema reestrenó Seven en Westwood (California) en Navidad y en Nueva York el 29 de diciembre de 1996, para intentar generar posibles nominaciones en los Premios Óscar para Freeman, Pitt, Fincher y Walker (fue un intento infructuoso).
*Kevin Spacey puso como condición para su participación en el rodaje de la película "Seven" el no aparecer en los títulos de créditos al comienzo de la película; cuestión que ayuda a la sorpresa final.




Un comentario acerca del final:

Acaba como debe acabar, bajo mi juicio. Es uno de los mejores finales que jamás se han hecho en el cine. Es sencillamente brillante. La idea no parece demasiado complicada, y eso la hace aún mejor. John Doe juega con Somerset y Mills. ("Nos sermonea..."), pero también juega contigo, hace contigo lo que le da la gana. Y esa mirada de superioridad de Spacey es alucinante.
Grandísimo final.




Análisis de los puntos fuertes y débiles:

Puntos fuertes:
*Pareja de principales. Freeman y Pitt. Gran elección y gran combinación.
*Trama consistente.
*Sensación eterna de frustración y de superioridad del asesino. ("Nos sermonea, juega con nosotros...")
*Diálogos Somerset-Mills.
*John Doe. En general. Punto clave de que la película sea lo que es. Grandísimo personaje.
*Kevin Spacey. Inmensísimo.

Puntos débiles:
*Primera hora y media lenta. Necesaria, pero lenta y densa.
*Su legado. Marcó época, y sus descendientes no han llegado a su nivel.
*Parece necesitar a Kevin Spacey para renacer. (Supongo que era la estrategia del guionista y el director)
*Me da la sensación de que otro actor en el lugar de Spacey habría supuesto una catástrofe. 




A modo de conclusión:

Lenta al principio, pero grandísima película, grandísimas interpretaciones y grandísimo final. ¿Qué más se puede pedir?
Como José Mota parodiaba esta Nochevieja pasada, "Nos sermonea, nos sermonea" (http://www.youtube.com/watch?v=RVmQbiNCMsM), te domina, juega contigo. No podrías esperar que acabe como acaba. Todos los cuentos de hadas y caballeros, y todas las pelis de polis buenos te han enseñado que el bien siempre gana. Pero de vez en cuando, algún genio se cambia de bando, y ocurre algo como ésto.
No tiene desperdicio. Un desperdicio es no verla.

Y os incluyo la frase final que aporta el teniente Somerset: 
"El mundo es un buen lugar por el que vale la pena luchar… estoy de acuerdo con la segunda parte”.
Ernest Hemingway




Nota en Filmaffinity: 8.2 (¿Alguien que no esté de acuerdo en que es una gran película?)
Nota en IMDb: 8.7 (Nada más que añadir)
Mi nota: 9.5 Es una película de culto. Es brillante, y está muy bien hecha. Pero me sigue dando la sensación de que el principio se cae sin el personaje de John Doe. Ves la primera hora y media esperando que aparezca, lo que es bueno, porque cumple su objetivo, pero me da la sensación de que depende demasiado del final. Aún así: Olé.

PD: Un breve comentario. Leer un análisis cuesta 5 minutos. A mí me cuesta unas 5 horas realizarlo. Gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios. Los agradezco muchísimo y me ayudan a continuar.

3 comentarios:

  1. Genial aportación. Coincido contigo con la nota. Brillante

    ResponderEliminar
  2. excelente critica, opino lo mismo en cuanto al porque no gano un oscar

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/2/14 14:48

    Muchas graias por la interesante crítica ;).

    ResponderEliminar